Sauver Le Darfour dans le monde

El ACNUR considera 'urgente' la presencia internacional en el este de Chad

El Mundo, 07 Novembre 2006

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha señalado que ante el aumento de la violencia étnica en la frontera este de Chad con la provincia sudanesa de Darfur, es "urgente" la presencia internacional en el área.

El portavoz de ACNUR, Ron Redmond, ha informado de que la violencia entre etnias registrada en esa región, incluyendo los ataques de grupos armados árabes en áreas fronterizas del este de Chad y adyacentes a Darfur, ha aumentado el número de desplazados internos de 50.000 a 63.000.

Asimismo, ha señalado que durante el mes de octubre 2.000 chadianos se han visto desplazados hacia Koukou, un pueblo en el que ACNUR tiene instalado un campamento de refugiados que acoge a 18.000 sudaneses de Darfur.

"Los desplazamientos en el este de Chad están causados por la violencia entre las etnias", ha declarado Redmond, que ha indicado también que en octubre al menos 10 pueblos de la etnia 'wha' fueron atacados por grupos que fueron descritos por sus víctimas como árabes.

Ha agregado que muchas personas de ese área decidieron abandonar sus hogares por miedo a nuevos ataques y que, según los equipos de ACNUR en la zona, los pueblos fueron devastados e incendiados y muchas viviendas saqueadas.

En algunos pueblos el 30% de las casas habían sido incendiadas, y sus habitantes tuvieron que huir, ha insistido.

Los ataques contra esos pueblos, presuntamente por grupos de milicias árabes, son similares a los cometidos en abril pasado en la región fronteriza sudanesa de Darfur y que causaron los desplazamientos y 100 muertos, ha dicho el portavoz, que ha pedido la presencia internacional en el este de Chad.

En el campamento que ACNUR ha instalado en el área se proporciona asistencia básica a los refugiados, como sábanas plásticas, redes antimosquitos, bidones de agua y jabón, pero esas personas "quieren volver a sus casas por recoger sus cosechas este mes", ha explicado.
La asistencia humanitaria

"Si la inseguridad les impide volver inmediatamente, los chadianos tendrán que trasladarse a otros sitios más accesibles para la asistencia humanitaria", aunque algunos de esos lugares ya han alcanzado su plena capacidad, ha advertido el portavoz.

También ha llamado la atención sobre los ataques contra civiles y desplazados perpetrados el pasado 29 de octubre en las áreas de Jebel Moon y Seleha, en el oeste de Darfur, que habrían protagonizado entre 300 y 500 milicianos árabes a caballo que arrasaron ocho pueblos.

"Hemos enviado un equipo a la zona para que evalúe la situación y haga una estimación de las necesidades de los refugiados", ha declarado Redmond, que ha indicado que esos ataques produjeron la muerte de 50 civiles, entre ellos 21 niños menores de 10 años, así como miles de desplazados.

ACNUR ayuda a más de 218.000 sudaneses refugiados en 12 campamentos en el este de Chad y a otros 45.000 centroafricanos en otros tres campamentos en el sur de ese mismo país.