Sauver Le Darfour dans le monde

El PMA pide ayuda a la comunidad internacional 500.000 personas dejan de recibir ayuda alimentaria por la violencia en Darfur

Elmundo.es, 16 Août 2006

La situación es más peligrosa y desesperada que nunca, según Cruz Roja

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) urgen a la comunidad internacional a que preste más atención a Darfur, región occidental de Sudán donde medio millón de personas ha dejado de recibir ayuda alimentaria por el incremento de la violencia.

"Las raciones de comida para seis millones de personas en Sudán tendrán que reducirse en octubre por la falta de reservas, lo que obligará a la organización a rebajar las calorías que reciben cada día los beneficiarios", explicó hoy en Ginebra el PMA.

El pasado mayo, la organización ya tuvo que recortar a la mitad los alimentos que distribuía entre los ciudadanos de Darfur, aunque al mes siguiente pudo elevarlas hasta suponer el 84% del aporte calórico ideal (2.100 calorías diarias), al recibir nuevas donaciones.

Con el ánimo de evitar un nuevo recorte, el PMA reclama a la comunidad internacional 350 millones de dólares, lo que le permitiría mantener las raciones distribuidas hasta el final del primer trimestre de 2007.

Esos fondos también ayudarían a almacenar alimentos para los cuatro meses siguientes de 2007, cuando tiene lugar la estación de lluvias en la región y numerosas población quedan aisladas por carretera. "Dado que las donaciones tardan unos seis meses en convertirse en comida en manos de las personas más hambrientas, el PMA necesita contar con los fondos ahora", explicó la organización, que reparte alimentos a 6,1 millones de personas en Darfur.

La situación, peor que nunca

"Mientras las cámaras de los medios de comunicación están centradas en el conflicto del Líbano, la situación en Sudán ha empeorado y ahora es mucho más peligrosa y desesperada que nunca", aseguró el PMA, que reclama ayuda para lograr la paz en la región.

Darfur entró en una fase de estabilidad en 2005, tras dos años de un conflicto que había provocado unos 200.000 muertos, otros tantos refugiados en Chad y más de dos millones de desplazados internos.

Sin embargo, desde la firma del acuerdo de paz de Abuya, en mayo pasado, entre el Gobierno sudanés y una milicia insurgente de Darfur, la situación en esa zona ha registrado un gran retroceso y los enfrentamientos entre los partidarios del tratado y sus detractores se han multiplicado.

Para las organizaciones humanitarias cada vez es más difícil acceder a todas las poblaciones por problemas de seguridad, según ha alertado el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

El CICR denunció además que su personal sufre amenazas periódicamente y sus convoyes son atacados por grupos sobre los que las autoridades locales no tienen control alguno, a pesar de que, de acuerdo con la legislación humanitaria internacional, quienes participan en las labores de asistencia deben ser respetados.